La mejor fotografía

No tomé la mejor fotografía. Por pudor. Por la provocación de permanecer impasible mientras el tiempo hacía su trabajo. Y el tiempo hizo su trabajo y descompuso aquel hermoso cuadro: la geometría, los torsos desnudos de aquellos adolescentes crecidos sentados en las gradas, los cuerpos en reposo tras el esfuerzo, el mar al fondo, intensamente azul.

Luego apareció un hombre gordo, sudoroso, y se paró delante de mí, y aún vinieron más turistas y aquel rectangular y exento espacio que sugería el confín de la ciudad, olímpicamente surcado por aquellos displicentes peterpanes, perdió todo interés y volvió a su vulgar condición de último confín urbano para turistas y otros oteadores.

Los hombres jóvenes se marcharon deslizándose impunemente sobre sus monopatines. Yo tambén me fui.

Anuncios

Acerca de Eva Muñoz

Periodista, escritora y creadora de contenidos
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s